MAMUL O MA’MOUL PALESTINO


MAMUL O MA’MOUL PALESTINO

“Existen recuerdos dulces y otros no tanto, pero si hay uno que marcó mi infancia, fue la dulzura entregada a través de sus manos, la recordada y especial “tia Chela”, hermana soltera de mi padre, quien agasajaba a cuanto sobrino y personas que llegaban visitarla a su casa, la casa de mis abuelos, un centro de encuentro de toda la familia, sobre todo la viajera. De sus manos reiteradamente, recibí ansiosa sus maravilloso Mamul, lamentablemente la receta en aquellos años no la obtuve de su parte, pero una vez que ella emprendió el “viaje” quedó la inquietud de ¿y ahora qué?. Nada más quedó que probar gran cantidad de recetas y pasar por múltiples intentos fallidos, hasta conseguir lo mas cercano a esa dulce galleta árabe. No sé si será el mejor o el clásico, pero si sé, que es el sabor y aroma de mi recuerdo.” 

Ingredientes:

Para la masa 

  • 500 g sémola de trigo
  • 200 g de mantequilla (idealmente clarificada)
  • Leche
  • 1 cda. de polvo para hornear
  • Cantidad necesaria de azúcar impalpable

Para el relleno:

  • 2 tazas de nueces molidas
  • Una taza y media de azúcar granulada
  • Una cucharada de agua de rosas o de azahar para perfumar

Preparación:

Comenzar calentando en una olla la mantequilla hasta que se derrita completamente. Añadir la sémola y revolver, apagando el fuego y dejando reposar con el recipiente tapado durante unas ocho horas.

Una vez transcurrido dicho tiempo, añadir el polvo de hornear y leche tibia poco a poco. La idea es ir amasando hasta conseguir una masa manejable. Luego con la ayuda del molde (denominado “Tavi”, que se consigue en tiendas especializadas) o en la palma de la mano, formar discos. Mezclar los ingredientes del relleno y colocar un poco en cada uno de los discos, cerrando como galletas, puede presionar con un tenedor por fuera para dibujarlo.
Precalentar el horno fuerte, poner los mamul sobre una placa y hornear hasta que la base se haya dorado. Aún caliente, espolvorear con azúcar flor. Deja enfriar y disfrutar con un buen kahva o qahwa (café).

 

+ No hay ningún comentario

Dejar un comentario