FALAFEL


FALAFEL

El Falafel es una preparación similar a una albóndiga o croqueta, pero elaborado con una base de garbanzos o habas secas y que es originaria del Medio Oriente,  aunque su consumo se ha extendido por el mundo.
Esta preparación se acompaña de pan de pita o árabe, salsa de yogur o  de tahina, como aperitivo (mezze), aunque hoy se utiliza mucho como relleno alternativo vegetariano al clásico Shawarma.

INGREDIENTES

 

500 g de garbanzos

2 dientes de ajo medianos

1 cebolla mediana

1⁄2 taza de perejil fresco y  picado

1⁄2 taza de cilantro fresco y picado

2 cucharadas de harina

2 cucharaditas de sal

1 cucharadita de pimienta árabe o Baharat (en supermercado)

Aceite vegetal para freír

2 vasos de agua

ELABORACIÓN:

Dejar en remojo los garbanzos durante 12 horas (o una noche).

Limpiar y trozar la cebolla y el ajo, mezclarlos con el perejil y el cilantro; incorporar los garbanzos a la mezcla anterior y triturar todo en una procesadora, obteniendo una masa algo grumosa.
Añadir a la mezcla molida, las especias, la sal, el bicarbonato o polvos de hornear, la harina y amasar sauvemente hasta unir los ingredientes en forma pareja.

Reposar la masa durante 1 hora o 1 1⁄2, con la ayuda de una cuchara, sacar porciones de la masa y forme con la mano croquetas redondas o alargadas, cuidando que no queden muy gruesas.
Freír las croquetas en aceite hondo o en una freidora, cuidado que no esté muy caliente (aproximadamente 180 °C). Cuando estén doradas, retirarlas cuando su color sea un dorado suave, no deben quedar muy tostadas.

Servir de acuerdo a su preferencia, con salsa, pan o como parte de un plato principal.

+ No hay ningún comentario

Dejar un comentario