Crema de Topinambur y Hongos de Temporada


Crema de Topinambur y Hongos de Temporada

Otoño en Valdivia nos llena de colores, aromas y sabores, tanto sobre la tierra como bajo ella !  

El Topinambur un tubérculo existente en muchos jardines del sur de Chile, de origen norteamericano, con textura similar a la papa y sabor ligero a alcachofa, pero algo más dulce. 

Puedes prepararlo igual que la papa y aprovechando que las temperaturas comienza a bajar, dejaré una receta de temporada con el detalle de incluir hinojo para evitar la flatulencia que este producto genera. 

Su textura suave la hace ideal para coronarla con unos hongos crocantes o con un poco de jamón serrano crujiente.

INGREDIENTES

  • 1/2 kg de topinambur
  • 200 g de nabos
  • 200 g de papas
  • 1 cebolla
  • 1,5 litros de caldo de verduras
  • 100 cc de leche
  • 1/2 cucharada de hinojo en grano
  • Aceite de maravilla
  • 25 g de mantequilla
  • Sal y pimienta negra

Hongos

  • 250 g de changles o níscalos (hongos de pino)
  • 100 ml de cognac o vino blanco
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 cucharada de perejil picado
  • Aceite de Oliva

PREPARACIÓN

Tostar el hinojo en una sartén a fuego muy suave sólo para que empiece a soltar su aroma.

Picar la cebolla en brunoise (cuadritos pequeños) y sudarla en un olla grande con la mantequilla y un chorrito de aceite de maravilla a fuego suave.

Mientras, pelar los topinambur (mas fácil pelarlos crudos), el nabo y las papas. Picar todo en trozos grandes y añadirlos a la olla. Agregar el hinojo, salpimentar, subir a fuego medio y saltear.

Incorporar el caldo y la leche, para cocer hasta que estén tiernos (no recocer) unos 20 muntos aproximados.

Triturar o licuar con cuidado de no quemarse y si queda muy espesa, añadir algo más de caldo o de leche. Puede guardarlo mas espeso e incorporar  caldo al momento de calentar para servir

Limpiar los hongos y retirar todo resto de tierra, hojas o palitos, secarlos bien y picarlos a gusto.

En un sartén caliente, agregar con un poco de aceite de oliva y saltear los hongos a fuego fuerte. Cuando hayan perdido ya su líquido y comiencen caramelizarse, añadir el ajo, mojar con el cognac o vino blanco  y dejar que reduzca. Salpimentar y terminar con el perejil.

Servir la crema caliente con los hongos encima como guarnición.

Los hongos frescos  se pueden sustituir por por secos y el líquido de la rehidratación se puede utilizar como parte del caldo.

2Comentarios

Dejar un comentario

+ Deja un Comentario